Hablemos de las notificaciones de Google Classroom

¿Por qué este artículo?

Hace apenas un par de semanas me percaté de un problema un tanto particular relacionado con el envío de notificaciones que Google Classroom hace a través del correo electrónico, problema que en el momento de escribir estas líneas está siendo analizado por el propio equipo de desarrollo de Classroom y, por tanto, no ha sido aún solucionado.

El caso es que mientras trataba de identificar con precisión bajo qué circunstancias se producía el mencionado mal funcionamiento me pareció buena idea enumerar las circunstancias en las que Google Classroom envía notificaciones (por email o a través de las apps para dispositivos móviles). El resultado fue esta tabla, que recoge, si no todos, espero que casi todos los eventos que provocan que Classroom envíe un estupendo correo electrónico o empuje una notificación a alumnos y profesores.



Mientras la preparaba caí en la cuenta de que merecía la pena invertir unos segundos en reflexionar sobre las implicaciones de la política de notificaciones de Classroom, cuáles se emiten y, quizás lo que es más importante, cuáles no.

Probablemente en un contexto en el que las clases tengan carácter totalmente presencial la necesidad de esta reflexión no sea crítica, pero cuando saltamos a la dimensión de la formación semipresencial o a distancia la cuestión adquiere mayor relevancia, especialmente si debemos tutorizar un número elevado de grupos, dado que se trata tanto de reaccionar en tiempo razonable a lo que pasa en la clase (virtual) como de asegurarse de que nuestros alumnos siempre sepan lo que deben hacer. Aquí una estrategia del tipo me paseo por mis clases períódicamente a ver qué está ocurriendo lógicamente no es aceptable. Ni para profesores ni para alumnos.

Las notificaciones en Google Classroom.

He estructurado la tabla en cuatro secciones: notificaciones de tipo general (las que no sabía dónde colocar, claro) y relativas a anuncios, preguntas y tareas. No tengo intención de desmenuzar cada una de ellas, pero sí me gustaría hacer algunos comentarios específicos. Vamos con ellos.

Notificaciones GENERALES.

Aquí me llaman la atención tres cosas. 

De entrada, cuando un profesor acepta la invitación para impartir una clase el resto del equipo docente no es notificado.  Otro tanto ocurre cuando un alumno se une a la clase. Hay que verificar la sección Alumnos de la clase para verficar que realmente están ahí o la de Información para hacer lo propio con los profesores invitados.

Más importante me parece el hecho de que si un profesor o, especialmente, un alumno abandona la clase no se emita notificación alguna. Anular esta inscripción es muy, muy fácil, puesto que esa opción se encuentra justo debajo de la que se utiliza para organizar las tarjetas de Classroom. No estaría de más que esta situación fuera notificada al equipo docente tan pronto se produjera.


Por último, y para concluir con este apartado cajón de sastre, una última cosa a tener muy en cuenta: Cuando se agregan o eliminan recursos tales como archivos, enlaces externos o vídeos en la sección Información (utilizarla como banco de recursos es el consejo #4 en mi decálogo de uso de Classroom), tampoco se generan notificaciones de ningún tipo. Es importante ser consciente de ello y publicar los anuncios correspondientes en la sección Novedades de la clase para avisar a nuestros alumnos de que hay nuevos materiales que deben revisar.

Notificaciones relativas a ANUNCIOS

Aquí nos encontramos con una cuestión de vital importancia que no es obvia a primera vista: cuando se comentan publicaciones propias o de otros usuarios (da igual si el que publica o comenta es profesor o alumno), únicamente será notificado el autor del anuncio original. Y cuando hablo de publicaciones me refiero a los anuncios, pero también a preguntas y tareas.

Esto implica que hay ciertas cosas que a priori no parecen buena idea, por ejemplo:
  • Tratar de aclarar o puntualizar cualquier cuestión sobre una pregunta o tarea haciendo un comentario a la clase (público) en la propia publicación.
  • Crear un hilo (anuncio) de discusión sobre alguna cuestión concreta, unidad didáctica, etc. en el que se espera provocar un debate o intercambio de ideas.
En ambos casos solo el autor del anuncio recibirá notificaciones cuando otras personas respondan. Este tipo de prácticas nos pueden sacar del apuro para una actividad rápida en clase, pero no me parecen en absoluto apropiadas en situaciones de instrucción no presencial. Sí, podemos mencionar a uno o más participantes de la clase en nuestros comentarios para que sean notificados, pero no existe modo alguno de extender la mención a toda la clase.

En definitiva, lo que debemos recordar es que los anuncios en Novedades no funcionan como los hilos de conversación en un foro. Así de simple.

¿Y esto cómo se solventa? En primer lugar, siendo consciente de ello. En segundo, mi apuesta personal es utilizar una comunidad privada de Google+ de forma complementaria al espacio de la clase en Classroom... Pero de eso hablaremos en un próximo artículo que tengo ahora mismo cociéndose en el horno. El año que viene.

Otra circunstancia menos conocida, hablando de anuncios, es la que afecta a las publicaciones realizadas por alumnos, si es que hemos configurado la clase para admitir esta posibilidad. A diferencia de lo que ocurre con los anuncios de los profesores, que son notificados inmediatamente al alumnado y también al resto de docentes, en el caso de que sea un alumno el autor absolutamente nadie recibirá aviso alguno.

Para concluir esta sección, vamos con un hecho aún más recóndito. Pero antes conviene recordar que de manera habitual los comentarios realizados en anuncios de cualquiera de los docentes de la clase son notificados a la totalidad del equipo de profesores. ¿Qué pasará entonces con los comentarios realizados en publicaciones de profesores que hayan abandonado el curso? Pues que el resto de profesores no serán avisados si se trata de anuncios, pero sí las recibirán en el caso de comentarios realizados en preguntas o tareas. No sé hasta qué punto es este un comportamiento intencionado o simplemente otro (pequeño) error en los mecanismos internos de Classroom. Me inclino a pensar que esto último.

Notificaciones relativas a PREGUNTAS y TAREAS.

Preguntas y tareas comparten numerosas características comunes puesto que esencialmente se trata de tipos específicos de publicaciones que requieren acción por parte del alumno susceptible de ser calificada. Analicémoslas por tanto conjuntamente.

Soy consciente de que en muchas ocasiones se tiende a utilizar las preguntas de Classroom para generar dinámicas de debate dentro de la clase. Podemos crear una pregunta de respuesta abierta y ajustarla de modo que los alumnos puedan ver y comentar las respuestas de sus compañeros. Buen intento, pero el resultado sigue siendo insuficiente, a mi modo de ver.

De un modo análogo a lo que ocurre con las publicaciones en Novedades, como veíamos en el apartado anterior, si bien los comentarios que un alumno reciba en su respuesta le serán notificados, no ocurrirá lo mismo con el resto de alumnos que hubieran podido intervenir también en el hilo de conversación. Estos no recibirán aviso indicando la presencia de nuevos comentarios. De hecho, la única ventaja que supone utilizar preguntas en lugar de anuncios a la hora de facilitar discusiones es la de posibilitar que se mantenga el ajuste de publicación directa en Novedades desactivado para el conjunto de los alumnos, lo que normalmente redunda en una clase menos ruidosa. Nos siguen faltando por tanto cositas para que esto pueda funcionar como un foro de verdad.

Otro aspecto que me gustaría destacar es el relacionado con la propia definición tanto de preguntas como de tareas. Si el profesor modifica el enunciado (incluyendo archivos adjuntos en el caso de tareas) o el plazo de entrega... Classroom no emitirá notificación alguna. Y no, mejor no tratemos de arreglarlo haciendo un comentario a la clase en la mismísima pregunta o tarea. Ya sabes por qué.

Además, Classroom solo notificará al equipo de profesores la entrega de preguntas y tareas retrasadas. Aquellas completadas dentro de plazo simplemente quedarán marcadas como realizadas. Aunque entiendo la lógica de esta decisión de diseño (evitar notificaciones probablemente innecesarias), echo aquí de menos un interruptor análogo a los disponibles en otros Entornos Virtuales de Aprendizaje que permitiera modificar este comportamiento de un modo más granular, quizás incluso de manera específica para cada tarea. Sí, estoy pensando en Moodle.

Ajustes de avisos en una tarea de Moodle.

Este comportamiento es extensible también a las situaciones en las que un alumno modifica su respuesta a una pregunta o realiza una nueva entrega en una tarea sin que el profesor la haya devuelto previamente

Hablando ya de tareas exclusivamente, aquí hay también tela que cortar.

El mecanismo de entrega de tareas de Classroom tiene alguna que otra debilidad de la que ya he hablado anteriormente en este espacio (puedes echarle un vistazo al consejo #8 en el decálogo de uso de Classroom mencionada más arriba). Una especialmente relevante, puesto que puede dar lugar a estupendos equívocos, surge cuando un alumno decide retirar (anular) su entrega en una tarea, cosa que puede hacer en todo (en negrita) momento sin que el profesor tenga medios para impedirlo, aunque sea temporalmente. Conviene tener bien presente que esta circunstancia no será notificada. Por si fuera poco, las reentregas de tareas anuladas tampoco desencadenarán el envío de notificaciones al profesor siempre y cuando se realicen dentro del plazo establecido. Esto quiere decir que un alumno puede andar enredando, entregando y anulando tareas, a su aire sin que el profesor se percate a menos que el plazo haya expirado, si bien es cierto que todo esta actividad quedará registrada en el histórico de la tarea. Histórico que hay que consultar, claro está.


Historial de entrega de la tarea de un alumno en Classroom.

Hablando de calificaciones, también debemos tener en cuenta que si un profesor puntúa una tarea el alumno no tiene forma de conocer su calificación hasta que el docente se la devuelva. Análogamente, si el profesor devuelve una tarea sin calificar, por error quizás, y posteriormente la evalúa una vez devuelta, el alumno no podrá acceder a su nota hasta que se complete un nuevo ciclo de entrega / devolución. Pelín rebuscado.

Por tanto, si el alumno modifica su trabajo tras haber anulado la entrega y vuelve a presentarlo habiendo sido la tarea ya calificada en primera instancia por el docente pero no devuelta, todo el proceso transcurrirá con un mutismo absoluto de Classroom por lo que respecta a las notificaciones. El sufrido profe tendrá que acordarse de rastrear el histórico para averiguar lo que ha sucedido.

Entregas (simuladas) de un alumno con ganas de enredar.

Como me gusta repetir, el diablo está en los detalles. Vaya si lo está.

Para terminar, querría concluir la que probáblemente sea mi última publicación del año en este blog agradeciendo vuestra atención y deseandoos todo lo mejor para el año entrante. Espero que el 2018 nos conceda a todos salud, ganas y oportunidad para seguir compartiendo cosas relacionadas con las tecnologías educativas en este y otros espacios ¡Feliz 2018!

Comentarios